Qué es la lectura rápida y cómo esta puede ayudarlo a mejorar su productividad


¿Qué es la lectura rápida? ¿Cómo puedo mejorar mi compresión lectora? ¿Cuáles son las mejores técnicas de lectura rápida? En este artículo te explicaré todo lo que necesitas para ser un lector veloz.

Qué es la lectura rápida
El encabezado de este artículo lo hemos creado con Canva Pro.

La lectura rápida es la capacidad de leer un texto a un ritmo mucho más rápido de lo normal, sin comprometer la comprensión. Las técnicas de lectura rápida varían y, a menudo, se adaptan a propósitos específicos.

Podríamos decir entonces que la lectura veloz es una habilidad que te ayuda a leer más rápido sin perder el significado del contenido o la comprensión del texto. Siendo una de las técnicas de lectura rápida, más común el mover rápidamente los ojos por el texto. Buscando identificar las oraciones claves del documento.

Habrá que decir que esta técnica se puede utilizar con cualquier tipo de medio, incluidos libros, revistas, periódicos e incluso pantallas de computadora. Sin embargo, la misma requiere mucha práctica. Ya que en un inicio la persona sentirá que este tipo de ejercicios para lectura rápida es una completa pérdida de tiempo.

Claro está que con este artículo no busco vender ningún método o curso. Si no hablar acerca de algo que me ha sido muy beneficio. Sobre todo cuando estoy leyendo notas de prensa y artículos sobre temas de mi interés.

Qué es la lectura rápida y cómo esta puede ayudarlo a mejorar su productividad, memoria y habilidades 📖 #Lecturarapida #Lecturaveloz Click To Tweet

Cómo la lectura rápida puede aumentar su capacidad de procesamiento y memoria

Algo que debe tener presente es que la lectura rápida puede aumentar su poder de procesamiento de la información y su memoria al corto plazo. Haciendo con esto que usted sea más eficiente en su vida diaria.

Lectura rápida y comprensión lectora
Foto de archivo en Pexels

También puede ayudarlo a retener mejor la información y hacer que sea más fácil recordar cosas. Aunque en este sentido requiere mucha práctica y concentración. Siendo así que en un inicio será necesario repasar el artículo, nota de prensa o libro en más una ocasión.

Habrá que agregar que algunas personas usan la lectura veloz cuando necesitan revisar un documento con rapidez o cuando quieren leer más de un libro en un corto período de tiempo. Aunque esto último no lo recomiendo, pues considero que en el caso de los libros es mejor leer de forma pausada y tomar un tiempo para subrayar o reflexionar sobre lo aprendido.

En mi caso, utilizo la lectura rápida en plataformas como Médium. La cual en su versión de pago ofrecen una gran cantidad de contenido de buena calidad. El cual en ocasiones me es difícil leer de manera pausada. Ya que se publica muchísima información cada día en las diferentes categorías que leo. Por lo que empleando la lectura veloz suelo dar un vistazo a cada artículo que me llama la atención. Dando un repaso, luego a aquellos que me han parecido más interesantes.

Al hacer esto he experimentado como esto ha aumentado mi capacidad de procesamiento de información, potenciando también mi memoria.

¡Ah! Que bello es aprender sobre algo que se desconoce.

Las 6 mejores formas de entrenar tu cerebro y obtener los beneficios de la lectura rápida

Los beneficios de la lectura veloz no están solo en el ahorro de tiempo en la lectura, sino también en el hecho de que mejora la comprensión lectora y la retención de información.

Técnicas de lectura rápida
Foto de archivo en Pexels

Siendo una gran ventaja de todo esto que es una habilidad que se puede aprender. Por lo que desea aprender a leer más rápido, hay muchas maneras de entrenar su cerebro y aprovechar los beneficios de la lectura rápida.

De allí que las 6 mejores formas de entrenar tu cerebro y cosechar los beneficios de la lectura rápida son:

Entrenando tus ojos.

Lo ideal es que hagas un repaso veloz del texto sin articular palabra. Buscando identificar las formas de cada una de las letras que vas viendo a tu paso. He de decir que en este punto existen dos posturas. Pues, por un lado, están las personas que dicen que debe viajar a toda velocidad del lado izquierdo del párrafo al lado derecho. Mientras que otro grupo de lectores dice que uno debe ver la línea en su totalidad. Tratando de identificar todo el grupo de palabras. Algo que desde luego requiere mucha más practica. Ya que la mayoría de nosotros busca identificar palabra por palabra y no todo el texto en su conjunto.

Leer con bolígrafo o lápiz.

Esta técnica de lectura rápida también es bastante utilizada y se recomienda sobre todo a aquellas personas que pierden la concentración con bastante facilidad. Siendo así que lo que el lector debe hacer, es colocar la cabeza del lápiz debajo de la palabra en donde comienza el texto y a continuación moverse de izquierda a derecho, siguiendo con la vida cada una de las palabras que vayan apareciendo encima del lugar que se ha señalado. Desde luego este proceso se irá repitiendo hasta finalizar el párrafo.

Hojeando el texto.

Con esta técnica avanzada de lectura rápida lo que se busca es que el lector pueda dar un vistazo rápido a la página. Tratando de identificar todas las palabras que aparecen en su conjunto. Por supuesto, esto un principio nos dará la impresión de que no estamos aprendiendo nada. Pero conforme vayamos practicando. Sentiremos que cada vez podremos capturar más información de un primer vistazo. Aunque siendo honesto esta técnica la utilizó muy poco. Ya que siendo que todavía me falta practicar más para tener una mejor comprensión lectora.

Leer en voz alta.

Podría definir esta, como una de mis técnicas de lectura rápida favorita. Pues mientras uno lee en voz alta. Cada vez se familiariza mejor con el texto. Siendo algo que evita que nos quedemos atascados en alguna parte. Ya sea porque nos encontremos con una palabra no tan usada o cuyo significado no conocemos. De allí que el leer en voz alta aumentará nuestra velocidad de lectura. En la medida en que comprendamos mejor el texto.

Recompénsate por terminar los libros rápidamente.

El practicar la lectura rápida no es la sensación más cómoda del mundo ¡Sobre todo al inicio! Por lo tanto, es muy importante que luego de tus tiempos de práctica te establezcas una pequeña recompensa que te permita celebrar el esfuerzo y energía invertida. Quizás habrá que aclarar que esto no tiene por qué representar un gasto económico. Por lo que tu recompensa puede ser salir a caminar, ver un capítulo de tu serie favorita, realizar una actividad manual o deporte que te guste, etc.

Establecer metas.

Te lo resumo así de simple ¡Quien no sabe a donde va, nunca sabrá si ha llegado a su destino! Por lo tanto, es fundamental establecer una meta en tu práctica de lectura veloz. Pues no solo se trata de conocer que es la lectura rápida y cuáles son algunas de sus técnicas. Si no también ser consciente del objetivo que se busca alcanzar con todo esto. Lo cual puede ser, terminar un libro a la semana, leer al menos siete artículos al día, etc. Eso sí, busca que tus metas sean realistas, medibles y alcanzables.

Conclusión: Cómo convertirse en un mejor lector aumentando su velocidad con técnicas ultrarrápidas

Ahora que ya conoces que es la lectura rápida, cuáles son sus principales técnicas, algunos ejemplos de lectura rápida y como esto mejora tu comprensión lectora. Únicamente queda que comience a poner en práctica lo visto en este artículo. Ya que todo esto requiere constancia y mucha disciplina.

Ejemplos de lectura rápida
Foto de archivo en Pexels

Desde luego, si conoce alguna otra técnica que le gustaría compartir con la comunidad. Le invito utilizar la zona de comentarios para así compartir la misma con todos nosotros.







Generic selectors

Exact matches only

Search in title

Search in content

Post Type Selectors