Llamado a servir a esta generación: las vivencia de un líder de jóvenes


Hoy justamente viví una experiencia la cual me golpeo muy fuerte en mi corazón; sucedió que estaba visitando una iglesia para una capacitación, y cuando comencé a ingresar en el auto al parque de dicha iglesia. Un hermano ujier (servidor) me detuvo para decirme donde me podía estacionar. Yo le expliqué que solo me estaba dejando en el lugar, y le pedí que por favor me indicara donde podía dar la vuelta para que mi mamá que me andaba dejando pudiera salir más fácilmente.

Llamado a servir
Foto de archivo en Pexels

El hermano ujier me estaba explicando donde podía ir a dar la vuelta, pero de repente me llamo la atención una chica (una adolescente). Que estaba sentada cerca de donde el ujier se encontraba, tal vez a unos escasos tres metros, lo que me llamo la atención de esta chica es que está llorando.

Claro: de repente tú dirás ¡pero todos tenemos problemas en algún momento y esto algunas veces nos causa tanto dolor que lloramos!

Pero sabes una cosa a mí me dolió hasta en lo más profundo de mi ser. ¿Por qué?, porque cerca de esta chica está el hermano ujier; a demás otros ujieres estaban también cerca y también estaba yo. Y nadie se movía para preguntarle a esta chica que le pasaba o si le podían ayudar en algo.

Esta situación trae a mi memoria el pasaje de Mateo 22:39 que dice: “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” mira que importante es este pasaje.

Piensa por un momento el Señor nos llamó a que amaramos a los demás, así como nos amamos a nosotros. Este era el momento idóneo para mí para reflejar amor a esta chica que sentía dolor.

Pienso que a veces los chavos o chavas que trabajábamos con otros jóvenes se nos olvida que nosotros estamos llamados a: Déjanos USAR POR EL SEÑOR COMO ESE INSTRUMENTO QUE PUEDE IMPACTAR LA VIDA DE LOS DEMÁS.

Sé que muchas veces cuesta ir y preguntarle a alguien ¿Qué es lo que le sucede? Como en el caso que me pasó a mí. Esto puede ser difícil, ya que:

  • No conocía a la chica.
  • No pertenecía a esa iglesia.
  • ¡Ah! ¡Me daba vergüenza irle a hablar!

Pero reflexionándolo un poco. No creo que a Señor le interesaran mis escusas. Por el hecho de que el Señor me estaba permitiendo en ese momento el Privilegio de ser su vocero, su representante, la respuesta al dolor de esta chica.

Ósea; está teniendo el privilegio de ir a servir a esta señorita, pienso que quizás el Señor no le había hablado a ninguno de estos queridos ujieres a que se acercaran a esta chica. Para ser sincero a mí si me estaba hablando.

Y si me preguntas qué paso: Te cuento, fui y di la vuelta en un redondel que estaba cerca, me estacione en el mismo lugar que estaba la chica solo que del otro extremo. Justo antes de bajarme esta chica se dirigía hacia el templo de esta iglesia.

Paso justo delante de mí, con sus ojos llenos de lágrimas, y su rostro reflejaba ese dolor que había en su interior. Yo lo único que hice en ese momento fue verla. Cuando vi que había pasado me despedí de mi familia y trate de bajarme lo más rápido posible del auto para alcanzarla.

Para cuando me había bajado la chica ya iba muy lejos.

Lo tengo que admitir con mucho dolor. Lastimosamente, esta chica se fue sin saber lo que el Señor tenía para ella; Dios me escogió como su instrumento en ese momento, pero yo lo pensé y desaproveche el privilegio que el Señor me dio en ese instante.

Vaya. Créeme, no me sentí nada bien después de esto.

Entre a mi capacitación. Pero no podía borrar de mi mente el rostro de esta chica afligida; y yo que no hice nada.

Te puedo decir con todo honestidad que oro a Dios porque sea lo que sea que esta chica estuviera viviendo Él la restaure.

Le pido al Señor que me permita en otra oportunidad poder ser alguien valiente que él pueda usar como su instrumento. Pienso que si llego bajo la dirección del Espíritu Santo él me dará las palabras que he de pronunciar.

Amigo o Amiga, muchas veces el Señor te va a querer usar en situaciones como la que yo viví. Así que si en ese momento viene a tu mente el pensamiento de: ¡porque a mi Señor, no puede ser otra persona!

Pues te diré, si él te eligió a ti. Es porque te considera su amigo y Él cree que como su amigo no le quedaras mal.

Para concluir solo quiero decir que sin importar si tú eres una persona que asiste con regularidad a una iglesia, pero aún no se ha involucrado en algún ministerio, o si eres una persona que es líder de mil células. RECUERDA ERES EL AMIGO QUE DIOS; Él QUIERE USAR EN ESAS SITUACIONES.

Medita por un momento al ¿morir que te gustaría que dijese tu epitafio?

En lo personal. Me gustaría que dijese: “Sirvió a su generación”.

Así como el rey David: «Y a la verdad, David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Dios, durmió y fue reunido con sus padres…» – Hechos 13:36 







Generic selectors

Exact matches only

Search in title

Search in content

Post Type Selectors


8 responses to “Llamado a servir a esta generación: las vivencia de un líder de jóvenes”

  1. creo q es importante aprender a dicernir lo cuando el señor te habla y ahi si que como el dice!! somos llamados a servir y no ha ser servidos recordemos cuantas veces el les hace recordar a sus dicipulos q el que quiera ser el primero en el reino de los cielos debera ser el ultimo y no tan solo lo habla sino q lo pone en practica lavandole los pies a sus dicipulos… es un articulo de todos los q he leido este me toco mucho y creo q a todos nos habla de una forma diferente, mas igual al mismo tiempo ya q nos muestra nuesto llamado pero tambien q estamos haciendo mal y te pone a pensar como mejorar y a veces es muy duro saber q NO SE TRATA DE MI SI NO DE DIOS Y EL SE PREOCUPA POR TODOS …DIOS TE BENDIGA PASTOR POR ESTE ARTICULO

  2. buenisimo artículo Miguel. quiero decirte que cosas así impactan nuestros corazones, cosas tan cotidianas pero tan importantes y tan reales. Gracias por ese ejemplo. Sigue adelante, que seguramente Dios te seguira dando muchas oportunidades mas para poder servir a los demas.
    Cuidate. 🙂

    • Muchisimas gracias por tu comentario Astrid.

      Realmente me ha bendecido muchísimo.

      Saludos.

    • Bueno Juan.

      Mi recomendación es que si ya no quiere servir como Ujier. Podrías entonces hablar con algunos de los lideres de tu iglesia y pedirle que te ayude a descubrir en que lugar puedes ejercer los dones, talentos y habilidades que Dios te a dado.

      Bien podría ser que entraras al ministerio de alabanza, o al de diseño y multimedia, o al de niños, o al de jóvenes, o al de ayuda social, o al de discipulado, etc.

      Realmente existen una gran cantidad de ministerio Juan. Esto, porque existen una gran cantidad de necesidades a cubrir. Así que te animo a que hables con alguno de tus lideres y emprendas ese viaje para descubrir el lugar adecuado para el cual Dios te a capacitado.

      Que Dios te bendiga

  3. Invito a todos que quieran ser ujier y servir a Dios adelante recuerda amigo que es un compromiso para Dios y no para los hombres

    Colosenses 3:23;24

  4. pienso que muchas veces nosotros como personas desaprovechamos del todo los grandes ministerios q dios tiene para nosotro; y q por estar pensando en cosas inicuas perdemos almas del reino del santo de isreal… cada dias crecemos en experiencias para fortaleza espiritual