Líder juvenil: trabaja con lo que tienes


Muchos lideres y pastores juveniles en ocasiones nos hemos escusado con la típica frase: “saben, yo lo podría hacer mejor pero… como no tengo…”.

La verdad, es que todos en algún momento anhelaríamos tener algo como: un micrófono inalámbrico nuevo, un retro-proyector para nuestro nuestras clases con los jóvenes, una super computadora,  una vídeocamara para grabar nuestros estudios, mil dolares para realizar cierta actividad, etc.

Esto me recuerda algo que me sucedió hace ya algún tiempo atras. Durante varios años estuve pidiendo al Señor que me diera una computadora nueva. Con la cual yo le decía al Señor haría ediciones de vídeo, mezclas de audio, etc”.La verdad, espere, espere y espere. Y un buen día el Señor me bendijo permitiendo comprarme la computadora de mis sueños. Con todos los cachivaches (accesorios) que yo deseaba que tuvieras.

Sorprendentemente el hecho de tener esta super computadora no hizo que las cosas cambiaran de un día para otro. No comencé a la mañana siguiente a hacer ediciones de vídeo, o mezclas de audio… es mas, e hecho muy pocos al día de hoy. Y la verdad, en lo que mas me ha ayudado esta PC es a la hora de escribir y gestionar el sitio.

Realmente me parece interesante esto. Pues es la clase de idea que nos dice: que nosotros solo podremos llegar a ser excelentes cuando poseamos algo que tenga un alto valor adquisitivo.

Sinceramente e descubierto que la excelencia no llega si tu tienes una super PC o un dinosaurio (una lentium D) como le suelo decir a mi computadora viejita. jejeje.

La excelencia llega cuando aprendemos a trabajar con lo que tenemos a la mano. Y dejando que Dios lo use para gloria de su Nombre y para bendición de otros.

Mi pregunta final amigo y amiga es ¿que es lo que tienes hoy en tus manos que puedes poner a disposición de Dios?

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

  • REINALDO ANAYA ESTRADA

    BENDICIONES SIGAN ASI SIRVIENDOLE AL SEÑOR, GRACIAS POR TODO LO QUE PUBLICAN PARA QUE PODAMOS APRENDER DE DIOS CADA DIA

    • Miguel

      Gracias Rienaldo por su comentario.

      Que Dios lo bendiga.