La lengua según Santiago


Introducción

El mensaje de Santiago desafiá al pueblo de Dios a una fe relevante. El evangelio cristiano no es estrecho, sino que hace sus demandas sobre la totalidad de la vida humana.

En su carta Santiago presenta al lector las demandas practicas del evangelio. Por eso su escrito tiene tanto que ver con la vida diaria, y no dejar lugar al escapismo moral ni a las especulaciones teológicas. Frente a las afirmaciones del autor, solo nos queda actuar o no conforme a las demandas del evangelio. De allí que el centro del mensaje de Santiago se encuentra en su llamado a una vida ética basada en el evangelio cristiano.

En este trabajo nos enfocaremos a hablar acerca de la lengua y de como esta puede ser tanto buena como mala, esto según el libro de Santiago en el capitulo 3.

Pero ante de entrar a este estudio me gustaría definir el termino lengua. Según el Nuevo Diccionario ilustrado de la Biblia: con el término “lengua” la Biblia designa al órgano muscular del habla, y por extensión a los idiomas con que los hombres se comunican entre sí. La lengua, según su uso como órgano del habla, puede ser buena o mala (Sal 120.2; Pr 6.17; 10.20), sabia (Is 50.4), etc… se le atribuye poder debido a la influencia, para bien o para mal, de las palabras habladas (Pr 18.21; Stg 3.5, 6).

“Y lo mismo pasa con nuestra lengua. Es una de las partes más pequeñas de nuestro cuerpo, pero es capaz de hacer grandes cosas. ¡Es una llama pequeña que puede incendiar todo un bosque! Las palabras que decimos con nuestra lengua son como el fuego. Nuestra lengua tiene mucho poder para hacer el mal. Puede echar a perder toda nuestra vida, y hacer que nos quememos en el infierno.” (Santiago 3:5-6; BLS)

Desarrollo

Según el comentarista bíblico Matthew Henry el Versículos 1-12 del capitulo 3 son Advertencias contra la conducta orgullosa y la maldad de la lengua desenfrenada.

Según Henry en estos versículos se nos enseña a temer una lengua desenfrenada, como uno de los males más grandes. Los asuntos de la humanidad son arrojados a la confusión por la lengua de los hombres. Cada edad del mundo, y cada condición de vida, privada o pública, da ejemplos de esto.

En Santiago capitulo 3 versículo 1 dice: “Hermanos míos, no pretendan muchos de ustedes ser maestros, pues, como saben, seremos juzgados con más severidad.” (NVI)

El inicio de esta capitulo nos muestra a un grupo de creyentes que probablemente estaban buscando un puesto destacado (maestro) entre los hermanos, esto sin saber todas las conotacion que el cargo de maestro conllevan.

Por lo tanto según las palabras de Santiago encontramos que este condena el buscar el puesto de maestro sin tomar en cuenta la responsabilidad pesada que lo acompaña; condena al que procura ser maestro, movido por el motivo de solamente querer reconocimiento y gloria humanos.

Si se compara con Mateo 23:5-8 que habla acerca de los fariseos o 1 Timoteo 1:5-7 que habla acerca de aquellas personas que queriendo ser maestros estaban lejos que los mandatos de Dios. Veremos que ambos grupos con sus actitudes erróneas causaba confusión entre los creyentes.

En efecto dice Santiago que uno no piense en venir a ser maestro si no está completamente persuadido de que puede controlar su lengua y cargar bien la responsabilidad que adhiere a tal puesto. La influencia y el efecto de la enseñanza pública de parte del maestro son tales que no es cualquier cosa ser maestro.

Versículo 2 “Todos fallamos mucho. Si alguien nunca falla en lo que dice, es una persona perfecta, capaz también de controlar todo su cuerpo.” (NVI)

Por su parte la Biblia en Lenguaje sencillo lo traduce: “Todos cometemos muchas faltas, pero solo quien es capaz de dominar su lengua, es una persona madura y puede dominarse a sí mismo”.

“Cometemos muchas faltas” Santiago está diciendo sencillamente que el pecado es universal (Romanos 3:23), y que es cometido en muchas cosas. Siendo así el caso, cómo nos conviene cuidar de no tropezar en el mal uso de la lengua. Esta advertencia se dirige principalmente a los maestros, pero tiene aplicación a todos, pues todos usamos la lengua.

Y es que cada vez que la lengua de los hombres son empleadas de manera pecaminosa, están encendidas con fuego del infierno. Nadie puede domar la lengua sin la asistencia y la gracia de Dios. El apóstol no presenta esto como un imposible, sino como extremadamente difícil.

Si alguien desea ver que tan maduros somos; deberán estar con nosotros en los momentos difíciles; cuando alguien nos insulta delante de otros, o cuando un conductor nos atraviesa bruscamente su carro en la carretera, o mientras nos hacen esperar mucho tiempo en la cola del banco, o el restaurante.

Estos son los momentos precisos en los cuales las personas que están a nuestro alrededor verán que tan maduros somos espiritualmente. Pues como nos dice Santiago la persona madura puede dominarse a si mismo.

En conclusión de este punto; la persona madura respirara profundamente ante los insultos de otros, Guardara silencio ante la persona que le a cruzo el carro en la carretera y no le gritara cuando le atienda el cajero o el mesero.

¿Por que? Bueno es sencillo. Una persona madura es capaz de dominar su lengua. Y si puede dominar su lengua, seguramente podrá dominar su cuerpo también (a si mismo).

Hablando en el contexto del versículo Bill Reeves comenta: Lo difícil de controlar la lengua hace importante que no profese ser maestro el que no pueda controlarla, pues la lengua es el instrumento principal en el campo de la enseñanza.” Contextualizandolo Reeves dice: “Somos todos los que tropezamos en muchas cosas, pero pocos son los que no tropiezan en el uso de la lengua.”

versículo 3 “Cuando ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, podemos controlar todo el animal”. Por su parte la Biblia de las Américas traduce este versículo de la siguiente forma: “Ahora bien, si ponemos el freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, dirigimos también todo su cuerpo”.

Jamieson Fausset Brown comenta que el freno en la boca de los caballos: es para ilustrar cómo el hombre dirige todo el cuerpo con la pequeña lengua.

Según Reeves el punto de Santiago es que tienen cosas pequeñas gran influencia o control y gobierno sobre cosas grandes y poderosas. El freno, que se usa en la boca del caballo, es comparativamente pequeño; su cuerpo es grande y fuerte. Aquí Santiago presenta una ilustración, pues, del gran control e influencia de la lengua, que siendo pequeña dirige y gobierna el cuerpo que es mucho más grande.

Buscando información en Yahoo! respuestas podemos encontrar en cuanto a caballos se refiere, que todo depende de la raza y alzada del animal pero la media de los caballos livianos es entre 420 a 550 kg. Los animales de tiro pesado Percherones ,Ardeneses etc pueden llegar a pesar entre 650 y 1.000 kg.

Que impresionante pensar que así como un pequeño freno puede manipular a un animal de 650 kg. Así también la lengua, un órgano pequeño nos puede manipular a nosotros, sea para lo bueno o para lo malo.

Versículo 4 “Fíjense también en los barcos. A pesar de ser tan grandes y de ser impulsados por fuertes vientos, se gobiernan por un pequeño timón a voluntad del piloto”.

No sólo los animales, sino también las naves. Son gobernados por cosas pequeñas. En palabras de Revees: Al decir “también”, Santiago presenta una segunda ilustración, las dos siendo tomadas de fenómenos naturales, de cosas vistas de día en día, y por eso bien sabidas.

La nave no tiene voluntad propia, pero sí es llevada por las fuerzas de la naturaleza. Sin embargo el timón, cosa comparativamente pequeña, determina la dirección de la nave. ¿Cuál es el punto? ¡Cosas grandes y potentes son dirigidas por cosas pequeñas y al parecer insignificantes!

La traducción al lenguaje sencillo dice: Algo parecido pasa con los barcos. Por grande que sea un barco, y por fuertes que sean los vientos que lo empujan, el navegante lo dirige con un timón muy pequeño.”

Nuevamente sitio las palabra de Reeves, ¡Cosas grandes y potentes son dirigidas por cosas pequeñas y al parecer insignificantes!

Versículo 5 Así también la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas. ¡Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa!” La Biblia Palabra de Dios para todos traduce este versículo así: “De la misma manera, la lengua es una pequeña parte del cuerpo, pero presume de grandes cosas. Hasta un gran bosque puede incendiarse con una pequeña y débil llama de fuego.”

En el libro disciplinas de un hombre piadoso, Hughes Robert dice que la lengua siendo un miembro tan pequeño puede provocar los mas grandes incendios (los cuales pueden ser problemas y divisiones). Podemos imaginarnos que grande es el daño que este pequeño órgano mal empleado puede causar.

En el comentario de La Biblia de las Américas se nos dice: “Aunque pequeña, la influencia de la lengua abarca prácticamente todos los aspectos de la vida del ser humano, tanto para bien como para mal, según se nota en los ejemplos que Santiago da”.

Y es que en este versículo Santiago lleva (en su contexto) a reflexionar a los que desean ser maestros o son falsos maestros, acerca del peligro que puede provocar una lengua que no este bajo la autoridad de Dios. Pues puede provocar como lo define Robert problemas y divisiones. Que pueden afectar a su comunidad de fe.

Versículo 6: “También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno,* prende a su vez fuego a todo el curso de la vida”.

Contextualizando un poco este versículo deberíamos meditar por un momento en los acontecimiento mundiales. Y podríamos ver que gran parte de las guerras dentro o fuera de una nación han sucedidos porque ambas parte al dialogar no llegaron a un acuerdo. Al decir esto el autor de este trabajo esta pensando en el comentario de la Biblia Torres Amat que dice de la lengua. De ella se originan los grandes incendios de las guerras y discordias (los problemas y divisiones, ya sea entre hermanos, o entre naciones).

Versículos 7 y 8 El ser humano sabe domar y, en efecto, ha domado toda clase de fieras, de aves, de reptiles y de bestias marinas; pero nadie puede domar la lengua. Es un mal irrefrenable, lleno de veneno mortal”.

Reeves comenta: La dominación sobre los animales de parte de la humanidad es según el plan de Dios (Génesis 1:26,28; 9:1,2). A pesar de ser feroces y fuertes, ¡el hombre ha podido domarlos! Además de esto, sigue domándolos; es proceso continuo. — “Pero ningún hombre puede domar la lengua”. ¡Qué vergüenza para el hombre! El es la cumbre de la creación de Dios y puede controlar animales feroces, pero no puede domar ese miembro pequeño en la boca, la lengua.

Para domar la lengua; debemos pensar en la intervención divina. Esto para que nuestra lengua sea dominada, tal y como lo dice (Salmos 34:13; 141:3; 1 Pedro 3:10).

Podemos ver que el termino “lleno de veneno mortal”. Es otra de varias metáforas de Santiago, al describir el efecto del mal uso de la lengua.

Versículo 9 Con la lengua bendecimos a nuestro Señor y Padre, y con ella maldecimos a las personas, creadas a imagen de Dios”.

En este versículo se puede ver muy claramente la doble función que puede cumplir la lengua. La primera es positiva (buena) bendecimos a nuestro Señor y Padre; pero la otra es negativa (mala) maldecimos a las personas creadas a imagen de Dios.

Contextualizando, es de hay que el cristiano debe tener mucho cuidado de caer en este error, y utilizando su lengua para glorificar a Dios, pero tambien para maldecir a su hermano. Santiago el autor de esta carta nos dirá que no podemos permitirnos esto en nuestras vidas. Pues esta no es la clase de vida que honra a Dios.

Versículo 10 “De una misma boca salen bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.”

Jamieson Brown nos recuerda una frase de Esopo: La lengua, dice Esopo, es a la vez la mejor y la peor de las cosas. Así en la fábula, el hombre sopla del mismo aliento caliente y frío. Como dice las Escrituras “La vida y la muerte están en el poder de la lengua”.

Alguna vez te has encontrado con una persona que dice que es cristiano, pero vive una vida desordenada, maldice a sus compañeros en el trabajo, su vocabulario esta lleno de palabras soeces y a demás se involucra en cosas que no debería estar un creyente en Cristo.

En lo personal comenta el autor de este trabajo: yo si he conocido gente así. La verdad considero que tal vez nunca en sus vidas han oído o leído este versículo como cristianos no nos podemos dar el lujo (si es que se le puede llamar así). De vivir vidas desordenadas que no honren a Dios.

Como escuche decir a un rector de un seminario teológico en una ocasión. La gente ya no quiere conocer mas cristianos, pues ya nos conoce. Ellos quieren conocer a gente que su estilo de vida este acorde a La Palabra. Este es el reto que nos deja Santiago.

Versículo 11 ¿Puede acaso brotar de una misma fuente agua dulce y agua salada?”

Jamieson Brown dice: la fuente -como figura del corazón: como la “abertura” de la fuente es figura de la boca del hombre. El simbolismo es muy propio para el escenario de la Epístola, la Palestina, donde hay manantiales salados y dulces. Aunque las fuentes “dulces” a veces se hallan cerca, sin embargo, “agua dulce y amarga,” no, fluye de la misma “abertura.”

Por tal motivo una persona no puede hablar cosas malas (inapropiadas, hirientes, obscenas, acusativas), y a la misma vez hablar cosas buenas (justas, edificantes, saludables, animantes).

Versículo 12 “Hermanos míos, ¿acaso puede dar aceitunas una higuera o higos una vid? Pues tampoco una fuente de agua salada puede dar agua dulce”.

Para Santiago su argumento es: Ningún árbol puede producir fruto inconsecuente con su naturaleza: el olivo, por ejemplo, no puede llevar bayas; de modo que si un hombre habla con amargura, y después habla palabras buenas, éstas solamente parecerán buenas, y en la hipocresía no pueden ser reales.

Concluiré este comentario sobre el versículo 12 diciendo que la lengua, que nos ha dado Dios para alabarlo, no debe servir para ofenderlo. Pues esto no se acomoda en ningún momento con la ética cristiana.

Como creyentes debemos procurar que nuestra vida este acorde a los principios de la Palabra. Sino cometeremos el error de mar testimonio del evangelio y de nuestro Señor y salvador Jesucristo.

Resumiendo los versículos 8 al 12 Matthew Henry dice: La lengua del hombre se refuta a sí misma, porque en un momento pretende adorar las perfecciones de Dios y referir a Él todas las cosas, y en otro momento, condena aun a los hombres buenos si no usan las mismas palabras y expresiones. La religión verdadera no admite contradicciones: ¡cuántos pecados se evitarían si los hombres fueran siempre coherentes! El lenguaje piadoso y edificante es el producto genuino de un corazón santificado; y nadie que entienda el cristianismo espera oír maldiciones, mentiras, jactancias e improperios de la boca del creyente más de lo que espera que un árbol produzca el fruto de otro.

Entonces, dependiendo de la gracia divina, cuidémonos de bendecir y no maldecir; y apuntemos a ser coherentes en nuestras palabras y acciones.

Aplicación

En el libro “Santidad radical para una vida Radical” el autor C. Peter Wagner comenta lo siguiente:

“Cualquier cosas que la Biblia diga que debemos hacer, lo haremos porque sabemos que es el diseño ideal de Dios para nuestras vidas.”

Aunque esta frase se refiere a obedecer la Palabra para vivir en una vida santidad. Considero (dice el autor de este trabajo) que se aplica muy bien al hablar acerca del control de la lengua según el libro de santiago.

Y es que podemos ver en el libro de Santiago que la lengua puede causar mucho daño si no se le frena. Al meditar en la Palabra de Dios el creyente encontrara que la Biblia habla acerca de poner bajo el dominio de Dios nuestra la lengua. Esto para que de ella no salga nada que destruya, sino que edifique a los oyentes.

Es hay donde se aplica muy buen la frase del Dr. Wagner, pues si como creyentes saben que las Escritura nos instan a mantener bajo dominio nuestra lengua, entonces, lo mejor que podemos hacer es ponerla bajo dominio (sujeción) de Dios. Sabiendo que ese es el diseño ideal de Dios para nuestra vida.

Contextualizando el cristiano no solo debe utilizando su lengua para glorificar a Dios; sino que también la debe utilizar para bendecir a su hermano.

Como creyentes debemos pedirle y permitir que Dios obre en nuestras vidas para que nos guarde de utilizar nuestra lengua para destruir a otros o para utilizar nuestra lengua como un pequeño fósforo que encienda a nuestra comunidad (en divisiones).

El autor de este trabajo dice: Concluyo con esto. Como cristianos tenemos una gran responsabilidad delante de Dios; de ser sus voceros aquí en la tierra y esto solo lo lograremos conformandonos a su Palabra. Pues solo a través de su Palabra podremos llegar a vivir la clase de vida que Él demanda de nosotros. Realmente para un verdadero cristiano no existe la opción de cuestionar. Tenemos la responsabilidad de obedecer a la Palabra de Dios.

En este caso poniendo nuestra lengua bajo su autoridad, para que Sea el Señor quien dirija cada palabra que expresemos.

BIBLIOGRAFÍA

  • Biblia Lenguaje sencillo, (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 2003.
  • Biblia de las Américas. Comentario Bíblico. Biblioteca electrónica e-Sword.
  • Henry, Matthew. Comentario bíblico. Biblioteca electrónica e-Sword.
  • Fousset Brown, Jamieson. Comentario Bíblico. Biblioteca electrónica e-Sword.
  • Nuevo diccionario ilustrado de la Biblia, Biblioteca electrónica e-Sword
  • Robert, Hughes. Las disciplinas de un
  • hombre piadoso
  • . Editorial PATAOS,
  • Santa Biblia, Nueva Versión Internacional. Miami: Editorial Vida, 1999.
  • Yahoo! Respuestas, ¿Alguien sabe cuanto pesa un caballo?, 4 Oct. 2008.<http://espanol.answers.
  • yahoo.com/question/index?qid=20070713172802AA6cUOn>
  • Wagner, Peter C. Santidad radical para una vida Radical.

Etiqueta:
  • Camil

    Muy bueno tú mensaje. Es cierto que la lengua es algo con muchas facetas.BENDICIOnes

  • *daiii*

    me ayudo mucho tu mensaje y enseñanza que Dios te super bendiga a ti y a toda tu familia

    • Miguel

      Gracias *daiii* por tu mensaje.

      Bendiciones.

  • BELEN

    ME PARECE UN MENSAGE MUY IMPORTANTE Y MUY VERDADERO A LA VIDA DE LOS CREYENTES ……. GRACIAS MIGUEL POR EL ESCRITO EL SEÑOR TE COLME DE BENDICIONES RICAS BENDICIONES DTB

    • Miguel

      Gracias Belen por su mensaje.

      Igualmente espero que el Señor la bendiga.

  • BELEN

    de nada….. sabes Miguel ayer mientras leía tu escrito me cercioraba mas que hoy en día el pueblo de Dios necesita SANTIDAD.
    Un ejemplo muy claro de ello es la juventud de hoy en dia; en la Universidad a la que asisto se tiende mucho por festejos del estudiante, contador, licenciado, agronomo etc. y me toca ver de todo tipo de jovenes e inclusive mas grandes que yo… yo tengo 22 años desde niña mis padres me instruyeron en el camino del señor y mis compañeros no pueden creer la manera de mi bocabulario dicen que se deve hablar a la moda usando frases torpes, y aunque ellos no lo crean tengo alguien a quien le demando sabiduria todos los dias es por ello que me abstengo a hablar o decir cualquier cosa….a lo que voy es que si no se comprende el grado de cuidado con el que usamos nuestra boca cuan dificil sera que seamos de bendicion….
    se habla mucho y se enseña pero cuan difícil es que lo que se enseña también se practique, es decir actuar …….. se pueda comprender que; este instrumento. la lengua, la boca que Dios nos regalo debe usarse para bendecir y no para maldecir ayer en una oración le pedía al señor que me confirmara lo que el quería que diera en mensaje para su iglesia y me confirmo con tu escrito es por ello que se que hoy en día en la vida cotidiana se tiene una lucha constante de vivir como a Dios le agrada y un reto como el que santiago nos hace de comprender lo que es vivir en SANTIDAD….

    gracias se despide tu hermana en Cristo jesus Señor Nuestro.
    Belen Reyes..

    • Miguel

      Gracias Belen por contarme tan bello testimonio.

      Que Dios te bendiga.

  • Jose Antonio Guais Achagua

    señores la lengua mal usada nos vuelve esclavos de nuestras palabras y asi nos aleja de la libertad que jesuscristo nos dio en la cruz

  • Jorge

    bueno el comentario. La lengua mal usada destruye iglesias enteras. Dios nos ayude.

  • Elio osneider ovalle

    Muy bueno tu comentario hermano Miguel, la lengua empleada para mal nos condena y de paso condenamos o atamos a otros, que el Señor nos guarde de tal forma que todo lo que salga de nustra voca sea lo que el desea que hablemos. Dios los bendiga a todos.