Cuidado con el perfeccionismo desmedido en el liderazgo


Perfeccionismo desmedido

Alguna vez te ha pasado, que terminas un anuncio, o afiche para el ministerio juvenil. Y luego de verlo por un instante, te das cuenta que no es lo suficientemente bueno para publicarlo…  Así que borras todo y comienzas de nuevo.

Si tu respuesta, a esta interrogante ha sido SI. Entonces, dejame darte la bienvenido al ¡grupo de los perfeccionistas! (o como nos suelen decir las personas difíciles de complacer).

Al margen de esto, cuando se es líder y perfeccionista. Uno suele en ocasiones, cometer el error de ser demasiado exigente con su equipo de trabajo. Siendo entonces, que si dentro tu equipo de trabajo, tienes gente olvidadiza o gente de paso lento. Entonces, seguramente notarás que luego de un par de horas en el campamento, retiro, o congreso. Ellos estarán sumamente: estresados, desánimos, enojados, o frustrados.

Todo esto, debido a que por más que se esfuerzan no logran llegar a la talla que el líder con perfeccionismo desmedido les ha impuesto.

Ahora, me gustaría aclara que con esto no quiero sonar a que no estoy de acuerdo con hacer las cosas con excelencia… Es mas, estoy sumamente de acuerdo… Pero con lo que no estoy de acuerdo es el resultado que causa el perfeccionista desmedido. Siendo así, que la gente con la que trabajamos se estresa, desanima, enoja o frustra.

Siendo entonces, que para evitar esto. Te quiero presentar 6 tips que suelo aplicar cuando siento que el perfeccionismo desmedido quiere salirme a flor de piel.

  1. Evalúa a quien se lo pides. Y cual es el grado de excelencia que él puede aportar.
  2. Mide primero el nivel de estrés y animo del grupo. Y luego comparte tu comentario.
  3. Si algo no te gusto. Pregunta primero cuanto tiempo invirtieron en hacerlo.
  4. Si debes decir algo que esta mal. Primero enlista todas las cosas positivas. Y luego, lo que no te parece.
  5. Anima al grupo, y no solo exhortes. Recuerda nadie trabaja bien cuando solo le viven reclamando.
  6. Si debes reprender a alguien. Ora primero buscando la dirección a Dios. Y luego (un par de días después) procurar hablar con esa persona.

Bueno amigos y amigas. Espero que estos tips les puedan ayudar a manejar el perfeccionismo desmedido. Y que a través de esto puedan tener un ministerio juvenil. Que sea un lugar agradable, en donde los jóvenes y adolescentes deseen servir y estar.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry